viernes, 26 de junio de 2009

LEYENDA SOBRE EL ORIGEN DEL PATRÓN DE SAN LUCAS


La leyenda cuenta que dos crianderos, buscando sus ganados extraviados llegaron al antiguo pueblo de Tiapollo, abandonado por sus habitantes desde hacia muchos años.

Allí buscando huellas entre los matorrales, encontraron algunos astros de vacunos que seguían por un sendero e incluso escuchaban el rumor de sus ganados que ramoneaban entre la maleza. De pronto, mientras buscaban oyeron la voz de una persona que les llamaba. Desconcertados, primero trataron de localizar el punto de donde provenía el llamado en eso desolados parajes, pero cuando intentaron seguir su camino, otra vez volvió a llamarles aquella extraña voz, por lo que intrigados los caminantes empezaron a buscar entre la floresta. Allí en una gruta rodeada de espino, poñas y hojarascas hallaron dos santos casi idénticos. Inmediatamente se pusieron en camino de regreso para dar cuenta a las autoridades de Pomacochas y Shipasbamba.

Las autoridades convocaron a la gente y animados por la novedad ambos pueblos se trasladaron al lugar indicado por los informantes. Para el asombro de toso allí estaban los dos santos, que ellos identificaron como Santo Tomás y San Lucas. Se decidieron traerlo. Y así lo hicieron hasta cierto trecho en que se dividían los senderos: uno que iba a Shipasbamba y otro que iba a Pomacochas. Allí descansaron y ambos pueblos eligieron el santo que iban a llevarse. Shipasbamba eligió a San Lucas y Pomacochas eligió a Santo Tomás. Pero cuando iban a levantarlos para seguir cada cual su camino no pudieron hacerlo ninguno de los pueblos. Los santos pensaban excesivamente. Luego hicieron la prueba intercambiando lo que habían elegido y sorprendentemente los santos resultaban livianos. Aquello interpretaron los pobladores que San Lucas quería venir a Pomacochas y Santo Tomás a Shipasbamba. De inmediato, los pomacochanos pusieron el santo al hombro y lo hicieron llegar hasta el pueblo.

Así quedo San Lucas como en Santo Patrón de Pomacochas. Hoy, su fiesta central se celebra el 18 de octubre de todos los años.

Posteriormente, cuentan, que ocurrieron otros sucesos, como aquel que refiere que San Lucas, primero fue colocado en una tétrica y humilde habitación, sin flores y sin luces, hasta que un día el santo desapareció y cuando fueron a buscarlos lo hallaron otra vez en los montes de Tiapollo. La población interpreto el hecho como que el santo deseaba tener una iglesia el pueblo puso manos a la obra, construyéndole una hermosa iglesia.

Desde aquel entonces dicen que el Patrón San Lucas ya no les abandona; y es más, dicen que él les acompaña en cada instante de sus vidas a los pobladores.

0 comentarios:

Publicar un comentario