lunes, 24 de junio de 2013

2 comentarios:

  1. Luya pedacito de cielo, valle verde y hermoso, donde pude oír el silbido del viento y tomar las aguas de su río Jucusbamba, caudaloso en unas y apacible en otras, sus árboles, sus pájaros, el ladrido de los perros y el rechinar de los trapiches donde pude comer pajuros y tomar el delicioso cachazo, y calentarme y quedarme dormido al lado de la tushpa después de la una larga caminata y la lluvia incesante de los meses de enero. Muchos recuerdos de ti Luya querida. Saludos queridos amigos, desde Mazamari. Satipo algún día volveré.

    ResponderEliminar