jueves, 25 de octubre de 2012

Chosgón, un pueblo que pudo ser una gran ciudad

Por: Santiago Quintana

La ciudad de Pedro Ruiz Gallo acaba de cumplir 50 años de creación política el 17 de setiembre último. Al respecto tenemos que mencionar que desde su creación ha ido consolidándose como un eje que une la costa  con la selva peruana y es la puerta de entrada al reino de los Chachapoyas. Si bien es cierto esta ciudad es de reciente creación su historia se remonta muchos años atrás.

Antes que exista Pedro Ruiz como tal; este lugar era conocido como el Valle de Cushibamba y no existía sino solo chacras donde se cosechaban café, plátano, tabaco y también el cushe. Y no es raro que durante la etapa virreinal el valle del río Utcubamba (en especial, lo que actualmente comprende la provincia de Bongará) no fuera tomado muy en cuenta para ser poblado por los invasores españoles. Ello tiene una explicación lógica que lo resumimos en dos premisas. La primera es que los españoles se asentaban en lugares que habían sido habitados por la cultura inca, en este caso los antiguos y aguerridos Chachapoyas. Los pueblos o llactas; como se denominaban estos lugares de residencia, se encontraban en las alturas donde la temperatura no supera los 18ºC. y como muestra de ello tenemos a los pueblos coloniales como San Carlos (Corobamba), Olto, Levanto, y hasta el mismo Chachapoyas; con un clima no cálido.


Vista panorámica del pueblo de Chosgon.
Pudo haberse convertido en una de las ciudades más importantes
del nororiente peruano
La segunda explicación se deriva de la anterior, pues los españoles no estaban acostumbrados a climas cálidos y prefirieron los climas fríos. Estas dos razones son la base para que este lugar solo sirva de tierras de cultivo y quizá sea, también, otro de los motivos por lo que los españoles no se empecinaron en conquistar e invadir los territorios de los legendarios jíbaros; los awajun y wambis. Ello con algunas excepciones como es el caso de Jaen de Bracamoros. Sin embargo ello sería un punto aparte para ser tratado en otra oportunidad; puesto que el motivo de la presente es describir un apartado histórico del pueblo de Chosgón, del que iniciaremos a continuación.

Chosgon es uno de los anexos del distrito de Jazán (Pedro Ruiz), que se encuentra a una altitud superior a este último y es el anexo más poblado de todos que posee Pedro Ruiz. Chosgón figura durante el virreinato como un anexo ubicado dentro de la jurisdicción de la Doctrina de Olto, partido de Chachapoyas.

En la historia pasaría desapercibido al no ser por un documento que data del siglo XVIII, donde las autoridades políticas y eclesiásticas solicitan que este pueblo sea reubicado a otro lugar, por haber sucedido “la desgracia de prender fuego su Iglesia sin poder evitarla, a causa de la poca agua de que gira (poseía) la población” (sic). Y curiosamente el lugar donde solicitan sean reubicados es el “paraje denominado Las Limas”.

Las Limas actualmente es un área de terreno cultivado por agricultores de la zona y se encuentra ubicado en el Kilómetro 3 de la Carretera Pedro Ruiz – Chachapoyas; en pleno valle del rio Utcubamba; y por estas características es más que obvio que las autoridades de entonces negaron el pedido de los pobladores. Y es que el Alcalde procurador de Chosgon, don Juan Arista, solicita al Subdelegado de Chachapoyas que por motivo que “se ha quemado su iglesia local y que  ya no pueden escuchar los Santos Evangelios y también porque ya no tienen donde enterrar a sus muertos” (sic) tienen la necesidad ser trasladados a un lugar mucho más cercano a la iglesia de San Gerónimo. Este lugar es Las Limas, ubicado cerca del río Grande propiedad de un tercero, vendido por Juan Paulo Collantes. El rio que se hace referencia en el documento es el río Utcubamba. Es así que pasa mucho tiempo y no se sabe nada del pedido. Entonces don Juan Pelaez, cura de la doctrina de Olto, envía un documento pidiendo la agilización del pedido. Don Jph Herrera agiliza la documentación. Luego, el dueño de las tierras denominadas Las Limas emite un informe donde hace su descargo y establece las razones del por qué no entrega las tierras a los pobladores de Chosgón, aduciendo que la afirmación de los pobladores es parcialmente falso, pues de “Chosgon a San Gerónimo existe una distancia de tres cortas horas, además las tierras de Las Limas es un lugar cálido inapropiado para los indígenas” (sic).Todo ello produjo que las autoridades rechazaran la solicitud de los pobladores de Chosgón.

Lo afirmado en el anterior párrafo es a grandes rasgos la descripción del documento en mención; y al respecto es factible preguntarnos: ¿Qué hubiera sucedido si finalmente se aceptaba la solicitud de traslado? La respuesta no pasa de una simple hipótesis; pero ya en Las Limas, Chosgon de ser un pequeño pueblo se hubiese convertido, a través del tiempo, en una gran ciudad y quizá la existencia de Pedro Ruiz Gallo no hubiera tenido razón de ser.

Esto confirma que la burocracia española estuvo muy centralizada y que las decisiones de las autoridades peninsulares se imponían sobre todas las cosas; incluso del bienestar de los pobladores. Y para concluir afirmar reiteradamente que, con algunas excepciones, el valle del río Utcubamba durante el virreinato no fue ocupado para ser poblado. Aunque en la contemporaneidad de la civilización si lo fue. Incluso hay algunos que dicen que esta zona de Amazonas posee el mejor clima de toda la región. De lo que se perdieron los españoles.

Publicado en la Revista El Torreon

Vista panorámica de Pedro Ruiz.
Su existencia no hubiera tenido razón de ser si el traslado
a Las Limas procedía
 

0 comentarios:

Publicar un comentario